Diseño Gráfico Zaragoza | Estudio Blu

¿Tu web está diseñada pensando en tus clientes?

Es importante que planteemos el diseño web de nuestra página pensando en nuestros clientes.

Seguro que tu negocio está pensado en tu potencial cliente. Ya que al crear una marca tomamos en cuenta las necesidades de quienes serán nuestros compradores o usuarios… ¿por qué no hacerlo con nuestro diseño web?

En vez de diseñar desde tus gustos y necesidades, deberemos pensar en qué quieren ver de entrada nuestros clientes. Servicios, horarios de atención y tarifas son las cosas que buscan los clientes cuando navegan por Internet.

Al diseñar tu web pensando en el cliente debes asegurar una experiencia de navegación agradable

Centrar nuestros esfuerzos en complacer a nuestros clientes nos ayudará a tener una web funcional. Y además tendremos una potente herramienta a la hora de darnos a conocer en la red virtual de forma profesional.

¿En qué consiste el diseño web pensado en los clientes?

Si queremos conseguirlo debemos tomar en cuenta algunos principios fundamentales sobre diseñar una web basado en el cliente:

a. Debe ser funcional

b. Debe resultar atractiva

c. Debe ser fácil de usar para el usuario

Analizar los gustos, intereses y comportamiento de los usuarios es muy importante para lograr un adecuado diseño web.

¿Por dónde empiezo?

Es importante que al diseñar la web, hagamos un análisis sobre los gustos, intereses y otras características relevantes de nuestros usuarios. No todos somos expertos en diseño web y, si tenemos la posibilidad, debemos considerar el hecho de contratar a empresas especializadas en diseño web. Al tener experiencia en el tema seguro que veremos esta inversión reflejada en el incremento de visitas y ventas.

Tanto si has pensado hacerlo tú mismo como si vas a contratar a alguien es importante tener en cuenta algunas características:

1. Facilidad: La experiencia del usuario debe ser exitosa desde el primer momento. El hacer una página de fácil uso puede garantizar que los visitantes quieran regresar a tu sitio web.

2. Formularios y contactos de fácil uso: Seguro que en algún momento te ha pasado el entrar a una página interesante en la que contactar es un absoluto suplicio. ¿Cuántas veces sales de una página así, sin dejar tu contacto? Si quieres tener una base de datos sólida, lo mejor es simplificar los procesos del registro de visitantes.

3. Ayudas visuales claras: Las fotografías y vídeos que acompañen a la información de la web deben ser claros y sencillos. De esta manera nos ayudarán a explicar rápidamente temas relacionados con los puntos importantes del negocio para tu cliente.

4. Seguridad y prevención: El usuario debe sentirse seguro al visitar nuestro sitio web y saber que sus datos son privados y custodiados.

Ejemplo de una buena estructura en una plantilla de Dirtyline Studio.

5. Armonía entre los elementos: Si la web tiene íconos grandes o pequeños, negros o blancos, pictogramas o imágenes, son aspectos del diseño de la misma que deben ser cuidados en el momento de la creación. También es importante recordar que debemos evitar el mezclar estilos de diseño pues podría dificultar la navegación y confundir al usuario.

En resumen, debemos cuidar que las necesidades de nuestros clientes se vean satisfechas en nuestra página web de manera fácil y precisa.