Diseño Gráfico Zaragoza | Estudio Blu

La importancia del diseño gráfico en nuestras tarjetas de visita

Aplicar un diseño gráfico estudiado a tu tarjeta de visita hará que destaques frente a tus competidores.

Puedes pensar que un trozo de papel no tiene demasiada importancia o que solo servirá para comunicar ciertos datos. La realidad es que una tarjeta (por muy pequeña que sea) habla mucho sobre tu empresa o servicio. Del diseño gráfico que apliquemos sobre ella dependerá que un potencial cliente la lleve siempre cerca para recurrir a ti cuando lo necesite.

Las tarjetas de visita hablan de ti, de tu empresa y de tus servicios, por ello debemos plantear muy bien su diseño

Aspectos clave en el diseño de tarjetas

El diseño de las tarjetas de visita engloba desde el papel que utilizamos para su impresión hasta los datos y logotipo que se muestran en ella. Es por esta razón que recurrir solo a los servicios de la imprenta puede limitar tus oportunidades. La mayoría de ellos trabajan con plantillas básicas porque, obviamente, su trabajo se centra en imprimir y dar buenos resultados.

A veces pecamos de poner en marcha nuestra creatividad en exceso, y es importante pensar en lo que deseas transmitir. Por ejemplo, tendrás que definir si quieres una tarjeta individual o una corporativa. Así podrías evitarte molestias de recibir llamadas en tu teléfono personal sobre asuntos de la empresa.

Tras definir el tipo de tarjeta que necesitas, es tiempo de decidir qué datos deseas poner en ella. Esto va de la mano con identificar tu público objetivo y la manera en que desarrollas el servicio que ofreces.

En ocasiones, es más práctico poner tus canales electrónicos de comunicación que una dirección física. Es importante definirlo ya que hay quien quiere poner hasta el número de fax, y el resultado es una saturación en nuestra tarjeta.

En el diseño de tarjetas deberíamos guiarnos por el "menos es mas" en la mayoría de ocasiones.

¿Qué incluimos en nuestra tarjeta?

Si eres un trabajador autónomo, no descartes la idea de diseñar un logotipo que te identifique a ti y a tus servicios para incluirlo en tu tarjeta. Ya que esto te aportará una imagen más profesional, además de que dicha marca ayudará al cliente a recordarte fácilmente.

Cuando decimos que la tarjeta de visita habla de ti, no podemos caer en la tentación de saturar de imágenes y letras un espacio tan pequeño. Al contrario, en cuanto al diseño de tarjetas de visita deberíamos aplicar el “menos es más”. Puedes jugar con líneas o colores, diseños discretos o algo más atrevidos, pero es importante que consigamos una buena imagen que se identifique con nosotros o nuestro negocio.

Y bueno, ya te aconsejamos que hay que ser cuidadoso con cómo llenar un espacio pequeño, pero en cuanto a calidad y tipo de papel, de tinta, formato, diseño e impresión, es en lo que no debes cortarte.

Lo dijimos al principio, tu tarjeta debe ser algo que el cliente desee llevar en su cartera o conservar en su tarjetero y, aunque parezca simple, incluso la textura que usemos jugará un papel primordial en ese resultado.

En el diseño de tus tarjetas de visita hay que plantear bien qué contenido quieres añadir para que no quede demasiado recargada.

Conclusiones

Ahora, con un poco más de conciencia sobre lo que representa una tarjeta de visita para tu empresa o servicios, es tiempo de analizar muy bien lo que deseas transmitir en tu logotipo, la utilidad de los datos de contacto y en manos de quién pones el diseño e impresión de esa idea.

Si bien está claro que al conocer el servicio que ofreces tu mente va a estar llena de ideas, no siempre significa que estas sean las más adecuadas para plasmarse. El trabajo de diseño gráfico debe ser más complejo y delicado si de verdad quieres atraer potenciales clientes.